10 Bandas que estás obligado a conocer en FIMpro

Ya falta menos para la Feria Internacional de la Música para Profesionales (FIMpro) que se realizará el 28 al 31 de mayo en el Conjunto Santander de la UdeG. Hicimos una selección de las 10 bandas que no debes perderte en esta edición de FIMpro y son...

 

En FIMpro se reunirán 800 profesionales de la industria musical y 31 proyectos de 25 países actuarán en distintos escenarios de la ciudad para mostrar sus propuestas y pulsar las tendencias sonoras que buscan emerger.

En el programa de actividades hay talleres, conferencias, networking y la posibilidad de acerarse a programadores de festivales, agentes y managers que buscan talentos nuevos.

El acceso a los cuatro días de actividades tiene un costo de $1,800 y los estudiantes pueden obtener un descuento del 50% y opciones de pago. El trámite se debe realizar en fimguadalajara.mx, donde se puede revisar el programa completo.

 

En Charrocanrolas, de los 31 proyectos participantes, hicimos una selección de las 10 bandas que es obligado no perderse en esta edición de FIMpro y son…

Las Ligas Menores (Argentina)

Rock indie muy guitarrero es lo que hace esta banda integrada por cuatro chicas y un chico. Ya tienen en su currículum una participación en el festival Coachella en 2018. En sus dos discos, Las Ligas Menores (2014) y Fuego Artificial (2018) muestran desenfado, letras con humor incisivo y mucha influencia del indie español.

Protistas (Chile)

Este trío liderado por el vocalista Álvaro Solar destaca por hace un pop rock fino, adornado a veces con cuerdas, con una tenue influencia folk y psicodelia. Se formaron en 2008, fueron parte de Lollapalooza Chile en 2013 y han tocado en el Nrmal y SXSW. Han mantenido las letras poéticas y con un elegante sentido crítico desde su primer disco Nortinas War (2010), pero han refinado su estilo y limpiado su sonido al llegar a Microonda (2017), donde entregaron un interesante coqueteo con la electrónica en el tema Madre soltera.

Rufus T. Firefly (España)

Tienen una vocación psicodélica salpicada de electrónica, cercana al estilo inglés y con letras emocionales que le dan un toque de singularidad. Su directo es poderoso e hipnótico. Víctor Cabezuelo y Julia Martín-Maestro iniciaron el proyecto en 2006, pero se encumbraron en la escena independiente española con su disco doble, dividido en dos partes, Magnolia (2017) y Loto (2018).

Los Reyes Del Falsete (Argentina)

Empezaron como muchos: tocaban para reunirse con amigos y compusieron canciones a sus amigos, a las niñas que les gustaban y vistieron las letras con sonidos post punk e indie, pero en cuatro discos han pasado de ser una banda de inocencia adolescente a un proyecto que se propone a experimentar con electrónica, rock, hip hop y lo que se pueda. En gran parte, el responsable de esto fue el legendario músico argentino Litto Nebia, quien colaboró con ellos en sus discos Días nuestros (2012) y Lo que nos junta (2016). Es de esas bandas que refrescan los oídos.

Niños del Cerro (Chile)

Su disco debut, Nonato Coo (2015) los llevó a ser reconocidos como Artista Revelación en su país y los catapultó. Desde su formación en 2006 apostaron a un sonido guitarrero, melodías sólidas y una influencia ligera de brit pop. En sus letras se han desvanecido las referencias a los años de dictadura, pero algunos temas están orientados a a expresar inquietudes sobre las relaciones humanas. En su segundo álbum, Lance (2018) juguetean con la psicodelia y el tema que titula la producción, pasa del rock pop a la psicodelia durante ocho minutos. La nueva generación de músicos chilenos ya se hace escuchar y rompe con sus antecesores en forma y fondo.

Luiza Lian (Brasil)

Esta cantante brasileña es un buen ejemplo de cómo evolucionar, crecer y generar un estilo único. En su disco debut Luiza Lian (2015) incursionó en el funk con toques de psicodelia. En su segundo álbum, Oyá Tempo (2017) experimentó con los sonidos urbanos, algunas formas poco habituales del pop y el rock, además de muchas texturas que envuelven letras espirituales. En su trabajo de estudio más reciente, Azul moderno (2018), llevó al funk hacia los 70, lo mezcló con soul y elaboró canciones adictivas.

Battle of Santiago (Cuba)

Su música, describen ellos, es como si se encontrará Radiohead con el africano Fela Kuti. La fusión de sonidos afro cubanos, electrónica, rock, jazz y rap coloca a esta banda en ese movimiento creciente de la música sin límites de género. Su primer disco Followed by Thousands (2013) era básicamente electrónica experimental, pero llevaron su fusión a sonidos más orgánicos en La Migra (2017), una producción llena de elementos que evocan al mambo, la salsa y la huarache pero sin caer en la obviedad.

Lori Meyers (España)

Sus 20 años de trayectoria se fueron como agua, pero los últimos cinco los han vivido como headliners de los festivales más grandes de España. Su sonido indie y melodías contagiosas, arropan letras de amor, de crítica social y nostalgia. La banda se ha propuesto convertir a México en un bastión de su carrera. Sólo para el mercado del  país lanzaron el compilado Mi realidad (2017), que incluyeron canciones de En la espiral (2017), un disco que reflejaba el panorama convulso de España, azotada por escándalos de corrupción. Son ya imprescindibles de la escena indie de su país.

 Moldes (Perú)

Lo que hace Moldes es una mezcla de psicodelia, post rock y noise que no es ni simple ni complaciente. Tienen momentos de catarsis y también de atmósferas nebulosas pero inquietantes. En su segundo disco, Aguas de marte (2015) sonaron adelantados a su tiempo. Sus directos son una experiencia que puede llevar al baile más desarticulado y a la ensoñación. Seguro en Guadalajara adelantan algo de su tercer disco.

Sin votos todavía.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *