Alea quiere que seas valiente y te alborotes

La cantante colombiana Alea, no es tan jazz ni tan pop, hace una fusión delicada pero con mucho sentido, a la cual le ha agregado conciencia social. Está a punto de lanzar ‘Alborotá’, su segundo álbum, donde habla de historias de mujeres que buscan inspirar a que quien las escuche, sea valiente y se alborote. Aquí el video de "Alborotá".

 

En Nueva York pasa algo siempre. Por algo fue la ciudad elegida por la colombiana Alea para desarrollar su proyecto musical, una mezcla de sonidos latinos, jazz y pop que envuelven su voz, que puede ser suave o potente, depende lo que cante.

En 2016 lanzó su disco debut, una exploración de latin jazz y sonidos africanos, pero comenzó 2019 con tres sencillos, No hay Na’, Inspírame Madre y Alborotá, que la llevaron a sitios distintos.

“Al jazz le encanta la fusión, está muy vivo, ha cambiado los paradigmas de lo que puede ser jazz. Decidimos trabajar las músicas latinoamericanas con otros ritmos, pero enfocadas al mensaje, gozar y poner un poco de lo que somos en la música, dándole ese respeto y cariño al género”, explicó Alea vía telefónica, desde Nueva York.

Está decidido, Alborotá es como se llamará su segundo disco y esa palabra encierra el sentido feminista de sus nuevas canciones.

“Es un trabajo hecho con mucha conciencia, habla de represión y abuso. Quería utilizar esta palabra, alborotá, que en toda Latinoamérica tiene una connotación negativa, pero le dimos la vuelta. Digo que soy una mujer alborotá pero a mi modo, empoderada, independiente, que ha tomado su carrera en sus manos y eso no me lo puede quitar nadie, quiero que se sientan así, valientes y alborotaos cuando escuchen el álbum”, explicó la cantante.

Alborotá no será un disco conceptual. Alea se tomó el trabajo de hacer canciones únicas. Inspírame madre habla del dolor, de las historias de resiliencia de muchas mujeres que se cansaron de seguir los estereotipos.

“Las canciones son una historia y se forma un rompecabezas que te haga sentir esperanza. El disco habla de lo que han vivido muchas mujeres. Me inspiré en lo que vivieron mis abuelas, mi madre, las mujeres de mi familia, las mujeres en Colombia y México, los números de feminicidios, eso me hizo componer sobre cómo sanar esto”, describió.

Charrocanrolas (CH): Haces una fusión que no es comercial, ¿qué tan difícil es ganarse un lugar si defiendes un proyecto tan singular?

Alea (A): Es duro, no es un camino fácil, hay reviews que dicen que no es suficientemente jazz o suficientemente latino, al final del día, la gente de la industria ya no marca la línea, ahora lo importante es la comunidad que estás creando en redes sociales, que conectes de tú a tú, que te compartan o compren tu música es algo muy grande.

Me interesa que la música la escuche más gente pero no hay ese afán de un crecimiento inmediato porque eso se cae muy rápido, si tú construyes tú nombre un día con cada canción que hagas, eso crea mucho valor a largo plazo.

CH: Y estar en un epicentro del jazz contemporáneo como Nueva York, ¿ayuda?

A: Mucha gente te ve como extranjera, es la parte dura. Llego a mi país y ya no me sienten colombiana o sí, pero de las que viven en el exterior. En México me miran como si me creyera mucho por venir de Estados Unidos, pero me vine buscando oportunidades que en Colombia no encontré o que se abrieron más rápido que allá.

Me aceptaron en un universidad que no me esperaba, pero estoy lejos de la familia, de las cosas que me hicieron sentir segura. No voy a Colombia cada vez que quiero. Hay muchos retos diferentes, la gente tiene muchos prejuicios, pero muchos ciudadanos estamos rompiendo esa idea de dónde están las fronteras.

Rating: 1.0. From 1 vote.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *