Camila Moreno crea su propio mundo sin tibiezas

La cantante chilena estrena en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara el documental “Pangea” y este martes 12 de marzo actúa en el Teatro Vivian Blumenthal donde tocará temas de su trayectoria.

 

De sus recuerdos sacó la idea y con sus inquietudes artísticas, Camila Moreno comenzó a darle forma al proyecto multidisciplinario Pangea, integrado por el documental que se estrena mundialmente en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara, un disco doble que sale a la luz este viernes 15 de marzo, un libro, un cómic y un cortometraje animado.

La intención de la cantante chilena era explorar sus recuerdos y darle una nueva dimensión a su música. Pangea es una idea que se ha mantenido en su cabeza desde la infancia y tiene como fondo un mensaje de unidad.

“Mi padre y yo jugábamos todas las noches y me contaba historias donde un dinosaurio se juntaba con un niño mapuche y tenían aventuras, cosas así. El espíritu de Pangea me empezó a perseguir desde mi infancia y siempre pensé que debía hacer algo con eso. Siempre me alucinó este mundo y este espacio imaginario donde todo era posible”, explicó la cantante que este martes 12 de marzo actuará en el Teatro Vivian Blumenthal.

El cortometraje de stop motion que lanzará en 2020 recrea una de las historias que le contó su padre.

“Tomé los personajes y los convertí en otra cosa, hay una dinosauria que se encuentra con el Niño del Cerro del Plomo, que es una momia inca, que se encontró en Chile y está en el Museo de Historia Natural. El comic es la ilustración de la misma historia, ambos son las partes más fantasiosas de Pangea, el documental y el disco es la parte musical y el libro es la más íntima, con poemas, mis cuadernos y mis dibujos”, explicó Moreno.

Charrocanrolas (CH): ¿Qué le revelas a la gente con Pangea?

Camila Moreno (CM): El documental es un concierto que hicimos en 2017 que fue como el punto de partida de Pangea, la entrevista es un relato de qué es y cómo llegamos a armar esto. Lo que revela la película es eso y además permite a la gente entrar al proceso creativo y al relato que hay atrás de lo que hago.

CH: Lanzaste como sencillo el tema Millones, que además de crecer musicalmente tiene un nuevo sentido sobre la libertad de las mujeres para decidir

CM: La canción tuvo una relectura cien por ciento feminista. Hay una necesidad de sacar eso, exorcizarlo y que ese enojo sea una energía transformadora.

CH: Sigues una estética folk, pero hay mucho punk en tu música…

CM: Me interesa mucho experimental a nivel sonoro con las cosas. El disco Mala madre (2017) ganó como Mejor disco pop.

Las etiquetas y definiciones siempre me ha parecido aburrido y poco preciso, si un día haces heavy metal y después hip hop, da un poco lo mismo, lo que importa es lo que hay atrás delas notas y los estilos, una intención de incomodar y emocionar, de incomodarse y emocionarse, también a los otros.

CH: Hay mucha música que ahora no defiende posturas, que es complaciente, la tuya no…

CM: Hay una intención por intentar nunca traicionarme, sobre todo no traicionar lo que me dice mi corazón respecto a lo que creo está bien, no sólo de lo que viene de la cabeza, sino también de la experiencia, ciertas cosas hay que dialogarlas a todo nivel. Me han tildado de demasiado drástica, pero en un mundo tan lleno de ambigüedades y de tibiezas, prefiero la radicalidad.

CH: ¿No se puede entender tu música sin el compromiso social y político?

CM: Todo es político, incluso decir que es apolítico, es un poco inevitable.

Tengo como referentes a Sinead O’Connor, Rage Against the Machine, Violeta Parra que son personas con mucha voz política, son mis héroes pop, ¿cómo podría soñar con algo menor que eso, en sentido de la postura? Si tienes una tribuna, la política no está separada de la emoción ni de la espiritualidad, es un error de la humanidad separar esas cosas, somos tan separatistas los seres humanos, tan anti Pangea en ese sentido, con los continentes separados, seguimos sin entender ese tipo de cosas, la política es parte de la música, inevitablemente.

CH: Pangea es un proyecto que no se oye fácil…

CM: Estoy haciendo algo que en Chile jamás se ha hecho de esta manera, es un salto al vacío, súper peligroso, difícil, grande, ambicioso, pero trata de busca romper la realidad, esta realidad que hemos construido sobre bases de la lógica, de lo que es y no real.

Pangea intenta mover esos límites, por lo menos para mí, por eso hay mucha fantasía, ciencia ficción, juego, hay una necesidad de jugar muy fuerte, con la música y otras cosa.

CH: ¿Cómo enfrentaste el miedo de llevarlo a cabo?

CM: Me tiré al abismo, sigo cayendo, pero estoy feliz de ir cayendo.

En el documental se habla de estar en peligro, de cuando uno se queda muy cómodo haciendo algo, artísticamente es muy peligroso, uno se achancha, se pone demasiado autocomplaciente al encontrar la fórmula de algo.

Siempre he tenido hambre por el cine, la poesía, hacer cosas, me gusta la torpeza de descubrir cosas nuevas, es muy bonito eso porque cuando uno sabe demasiado de algo, se mete mucha cabeza, cuando no sabes cómo tocar un instrumento nuevo, lo haces sin prejuicios, sin historia, es como empezar como algo en blanco, eso le pasa a este proyecto, vivo hiperventilada, hiper excitada por esa sensación de peligro que tengo, que está buena.

Camila Moreno

12 de Marzo

Teatro Vivian Blumenthal

20:30hrs.

Boletos $200.

Sin votos todavía.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *