Coordenada sintoniza con 30 mil personas

Alrededor de 30 mil personas se reunieron en la segunda fecha del Festival Coordenada, muchos adultos contemporáneos que fueron a ver a The Offspring, Bubbury y Cypress Hill. Llovió en varios momentos, pero el público se mantuvo firme, sobre todo cuando Panteón Rococó estuvo en el escenario.

Una multitud celebró a The Offspring, que a pesar de las canas y las arrugas, entregaron un set potente y energético.

Cypress Hill, con percusiones y scratch en vivo, consiguió un cierre memorable por la energía de Sen Dog y B Real.

Las fallas no opacaron

Atrás quedaron las fallas técnicas que se mantuvieron durante toca la actuación de los regiomontanos Jumbo, que pasaron por todos sus clásicos, Cámara Lenta, Rockstar, Siento que y Fotografía, además de su cover a Enséñame a olvidar de Intocable. Atrás quedó también el cortón a los argentinos Él Mató a un Policía Motorizado, que se excedieron en su tiempo en una reacción a la dinámica virtuosa que generaron con el público que aplaudió que en su set estuvieran Ahora Imagino Cosas y El Tesoro, entre otras. Así empezaron su gira por México como parte de la promoción de su disco La Síntesis de O’Konor.

Siddhartha también tuvo problemas técnicos en su show, que reunió a miles de personas que ya esperaban a Bunbury, pero que cantaron temas como Tarde, A la Distancia, Domingo y Extraños. El tapatío puede presumir que es profeta en su tierra.

Los españoles pusieron la vara muy alta. Primer Love of Lesbian recibió una descarga de energía del público que cantó todas las canciones de su set, con el cual celebraron 20 años. Santi Balmes se refirió al soldout que dos días antes del Coordenada consiguieron en el Auditorio Nacional: “Se acaba de sellar una relación muy fuerte con México”, afirmó. Por su parte Bunbury, con un despliegue de iluminación y su show histriónico la volvió a hacer en la ciudad tras agotar dos fechas a principios de año en el Auditorio Telmex.

Una cantidad importante de público vio y aplaudió a Rey Pila, miles se dieron cita para escuchar a Residente atacar a Trump, a las disqueras y enarbolarse como artista independiente capaz de destrozar Atrévete te te de Calle 13 y afirmar que viajó a África para encontrar sus raíces. Muy temprano, los cancunenses Jet Jaguar le subieron la temperatura al escenario más pequeño con su metal ochentero y en ese mismo lugar nacieron muchos fans de los argentinos Heavy Saurios, músicos con botargas que roquearon para niños y adultos y sorprendieron.

El final alucinógeno

El cierre fue memorable. The Offspring abrió su show con un cover a un original de Twisted Sister, We’re Not Gonna Take It y dejaron caer, contundentes, sus clásicos The Kids Aren’t Alright, Why Don’t You Get a Job? y Come Out and Play.

Cypress Hill inició su set con Band of Gypsies y con un espectáculo de iluminación estimulante, recorrieron Insane in the Brain, Latin Lingo y I Ain’t Goin’ Out Like That, entre otras, que estimularon a varios a bailar y fumar con alegría.

Así terminó el Coordenada.

Sin votos todavía.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *