El Monstruo Son Los Otros y la ópera funk ancestral

El proyecto El Monstruo Son Los Otros quiso poner la vara alta. Crearon una ópera rock para reflexionar si la historia hubiera sido distinta, ¿cómo sería México, la ciudad y el país? Inventaron un mundo paralelo llamado Nueva Tenochtitlán y de eso hablamos en entrevista. El 21 de junio editan un compilado de grabaciones en vivo.

A la banda El Monstruo Son Los Otros los pueden tachar de raros, extravagantes, pachecos y sí, lo son, pero no te dejan indiferente. El proyecto comenzó como una experimentación sobre el funk y se convirtió en un espectáculo al estilo de la ópera rock que decidieron nombrar ópera funk.

Roco Casillas, bajista y vocalista, le contaba historias a los músicos de la banda para explicar qué había detrás de las letras de las canciones que había compuesto. Esos relatos, además de motivar, servían para argumentar que cada canción, tenía un por qué.

Entre historia e historia, fue tomando forma un mundo propio que nombraron Nuevo Tenochtitlan, un mundo paralelo, su propia dimensión y en el que plantean: ¿y si la historia de México hubiera sido diferente?

En 2015 editaron su primer disco, Yo no soy el monstruo, un año después lanzaron Especial de Navidad. Pero su mundo paralelo comenzó a construirse con los EP’s de 2017 El ave de los 400 claxons y La Ciudad de las 400 bandas.

“Con toda esa historia, esa mitología que había creado detrás de las canciones, me plantee la opción de hacer una especie de ópera, no en como algo de la música clásica, sino en el sentido que se va contando una historia a través de las canciones. Así fue que empezamos a hacer este experimento”, relató Roco a Charrocanrolas.

La banda tapatía Descartes a Kant influyó en la idea, por su forma de estructurar un show con sentido teatral. Roco adoptó el papel de Juglar transdimensional que viene a contar la historia de una tierra llamada Nueva Tenochtitlan que está claramente inspirada en la Ciudad de México.

“Retomamos elementos o tradiciones contemporáneas que tenemos aquí, como el trolebús que nos da boletitos y hay una tradición que si los números de serie suman 21, los puedes intercambiar por un beso, es una tradición más o menos setentera y hay mucha gente que no la recuerda o no la conoce, pero hay gente que sí, entonces yo la presento en nuestros conciertos como una tradición de esta lejana Tenochtitlán”, relató.

Lo que hace Los Monstruos Son Los Otros no es pedagógico, sino un espectáculo que recupera la tradición de relatar historias con una puesta en escena musical.

“Tenemos una cultura mágica en la cual estamos inmersos y dentro de ella de repente se nos hace muy común, como cuando vas en el metro de la Ciudad de México y de pronto ves una pirámide de miles de años en una estación. Contar las historias con este formato busca darle esa otra dimensión a la música”, afirmó el músico.

El resultado ha generado un público “clavado”, que le gusta el funk, la puesta en escena (con los músicos con atuendos prehispánicos modernos) y una narración que va del drama al humor.

“La Nueva Tenochtitlan es un universo paralelo que plantea qué tipo de ciudad sería México, si la Conquista hubiera funcionado de manera distinta. El traje que usamos nos lo hizo un luchador profesional, quien lo confeccionó con su máquina de coser y es muy talentoso y le ha dado una identidad increíble a la banda”, señaló Roco Casillas, que además reconoció la influencia en el concepto del grupo de cumbia andina Los Askis, quienes utilizan atuendos llamativos que evocan a culturas prehispánicas.

La segunda encarnación

El Monstruo Son Los Otros recopiló todas las canciones de su ópera funk bajo el nombre de Las crónicas de Nuevo Tenochtitlan, que Roco define como “la segunda reencarnación” del proyecto. Las canciones fueron grabadas en estudio y estrenadas entre 2017 y 2019. El espectáculo que acompaña a las canciones se grabó para Radio UNAM en cinco capítulos, de los cuales han publicado cuatro y en ellos se muestra cómo la banda pasa del funk al rock, se van al funk y tocan la psicodelia.

“Aspiro a que no seamos una banda de culto. Creo que la gente tiene un radar de buen gusto y es esa gente la que termina por recomendarnos con más personas. La audiencia tiene un oído muy abierto, hemos tenido muchas más dificultades apelando al gusto de programadores de radio y de festivales. Que padre si alguien piensa que somos banda de culto, pero no quisiera quedarme ahí. Estoy consciente de que nuestro trabajo no es universal, pero quisiera que se vaya generando más la cadenita de gente que nos va escuchando”, consideró Roco Casillas.

El Monstruo Son Los Otros ha puesto en sus redes sociales y su canal de YouTube una serie de videos de sus conciertos en directo, donde se puede dimensionar su trabajo y para esta cuarentena, son más que recomendables. El 21 de junio saldrá un compilado de todos los volúmenes de las sesiones en Radio UNAM.

 

Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *