Florence + The Machine: Un pedazo de cielo

Con 19 canciones y 110 minutos de concierto, Florence + The Machine entregó un concierto memorable en el Auditorio Telmex. Florence Welch sedujo, conquistó, mostró su magnetismo, carisma y poder vocal para llevar al cielo a sus seguidores.

Florence + The Machine: Un pedazo de cielo

FOTOS: AUditorio Telmex/Aloha Studio

 

Justo al final de Ship to Wreck, del disco How Big, How Blue, How Beautiful (2011), el tercer tema en la lita de Florence + The Machine en su concierto de este domingo en el Auditorio Telmex de Guadalajara, en la pantalla gigante ubicada al fondo del escenario, apareció la frase que sintetiza lo que sucede cuando Florence Welch está en el escenario: Diversión + Furia (Joy+Fury).

La presencia de Florence al frente de “La Machina” -como la nombró en español- es magnética, pero lo que más inquieta, es la mirada triste que a veces oculta al cerrar los ojos mientras interpreta sus canciones, lo que contrasta con sus giros, brincos y sus interminables caminatas en el escenario donde demuestra que no sólo se divierte y disfruta, también atrapa.

Raíces fuertes

No es su vestuario de telas vaporosas que acercan su figura a la de una ninfa, es su manera de crear su propio mundo en escena en el cual corre como si estuviera en una pradera y donde destaca una intensidad única en la que todo mundo queda envuelto desde el tercer minuto del tema abridor de su concierto, June, con el cual ha iniciado todos los conciertos de su gira.

Y es esa intensidad, a veces furiosa, la que contrasta también con su manera tímida de expresarse: “Me honra que disfruten mi trabajo, es un placer estar con ustedes”, mencionó al final de Queen of peace.

Florence +The Machine es una banda donde abundan las atmósferas oníricas generadas con violín y arpa, delicadas y dulces o fuertes y consistentes e innegablemente enraizadas en los sonidos celtas, el folk y sonidos británicos, articulados para acompañar a Florence Welch, cuya voz goza del mayor volumen en la sonorización, un acto de justicia para su poderío vocal.

La experiencia

En el set cambió poco respecto a lo que ha presentado en toda la gira que acompaña la presentación del álbum High As Hope, lo que se modifica es cómo en público se da un abrazo cuando Florence lo pide y todos guarden su teléfono para disfrutar el momento. “Toquen al de a lado y digan ‘disculpa, quiero vivir la experiencia’. Los teléfonos se han ido, necesito que brinquen lo más alto que puedan”, pide en medio de Dog Days, el séptimo tema de la noche y donde empieza el éxtasis.

No faltó Jenny of Oldstone, su colaboración para la última temporada de Game of Thrones, ni la dedicatoria a Arya Stark, tampoco 100 Years, You Got The Love y Delilah.

“Me gusta que en México toda la energía es hermosa. No venía desde el festival Corona Capital). Para mí fue como una alucinación, pero divertida. México me hace sentir como en casa, me gusta como celebran a la muerte y la vida, en Reino Unido dicen que ustedes están locos, pero su cultura es increíble”, dijo Florence Welch en su tercer agradecimiento antes de cantar Cosmic Love, la cual aprovechó para bajar del escenario y cantar entre el público.

Florence + The Machine cerró con Shake it Out y concluyó con 110 minutos, donde frente a sus ojos, los asistentes experimentaron un pedazo de cielo.

Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *