Guillermo Beresñak muestra su corazón ecléctico

Guillermo Beresñak regresa a México como acto de apertura de Los Pericos. El músico y productor argentino presenta temas de su disco “La Tremenda Dimensión”, un disco que define como feliz y ecléctico.

Pasaron los malos tiempos para el argentino Guillermo Beresñak. Dejó la posición detrás de la consola de su estudio e inició su carrera como cantante con tres discos tristes, pero se acabó, el quinto disco es festivo, con canciones de hombre enamorado, en pocas palabras es un disco feliz y eso lo irradia cuando toca en vivo.

Como parte de su nueva gira por México, abrirá la noche de este viernes 31 de agosto el concierto de Los Pericos con entradas totalmente agotadas. Después viajará a la Ciudad de México y Cancún a seguir buscando a su público acompañado del legendario grupo de reggae.

La Tremenda Dimensión es un disco ecléctico, de celebración, en todas las canciones el artista está enamorado, a diferencia de los otros discos que estaba triste, solo y abandonado peor que un perro. Hay folklore argentino, tango y cosas más roqueras, visita todos los estilos que he tocado como músico y productor”, explicó a Charrocanrolas.

Guillermo Beresñak habla como si no supiera nada, como si fuera nuevo, pero ha hecho más de 80 producciones con diversos artistas independientes, entre ellos Miss Bolivia y Natalia Oreiro. Además ha sido parte de la banda Antü, Yenifer y su auto mágico y también del proyecto electro-roquero Le Microkosmos.

Abandona la tristeza

En 2009, Beresñak debutó con En busca del beso mágico. Nueve años después, lo encontró. En el proceso viajó por México, Cuba y Centroamérica, donde se contagió del color y el ánimo festivo de la música de cada país.

“En cada disco me gusta experimentar y encontrar una esencia para cada uno. La Tremenda Dimensión tiene samba y chacarera argentina, creo que la música genuina que muestra lo que uno es realmente, eso le puede llamar la atención al público mexicano y se anime a descubrirlo”, explicó.

Beresñak consideró que su exploración puede considerarse fuera de tiempo debido a que no se adhirió a ningún sonido de moda.

“En mi exploración fui más anacrónico, en 15 años he tocado folklore, tango, cumbia, algo de rock, vengo a ofrecer el corazón ecléctico que tengo”, reconoció el músico argentino, que nombró su disco La Tremenda Dimensión tras haber encontrado la frase en un cuadro del libertador José Martí que vio en Cuba.

Charrocanrolas (CH): Muchos consideran a la felicidad sospechosa y este disco es demasiado feliz…

Guillermo Beresñak (GB): Está bien sospechar de la felicidad en medio de un mundo tan jodido pero se puede ser feliz igual.

En Argentina tenemos un gobierno terriblemente malo, sobre todo con la gente que menos tiene ha sido devastador, es un momento difícil para el país y poder ser feliz en ese marco es un desafío.

Nací en 1980, en plena dictadura militar y a veces cuando pienso en mis padres que decidieron tener un hijo en ese contexto terrible. Nací, soy feliz, mis padres fueron felices, inclusive en momentos terribles se puede ser feliz. La música siempre es un puente a encontrar algo, es un refugio. Es un desafío haber hecho un disco que refleja mi alegría en un contexto social que es mucho más duro y regalarle a la gente un momento de alegría, que no nos roben la noche y el baile.

CH: De la felicidad se puede hacer arte…

GB: De la tristeza y la felicidad se puede hacer arte. Ya hice cuatro discos tristes, ya tocaba uno feliz.

Sin votos todavía.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *