La Gusana Ciega: Más íntimo, imposible

La Gusana Ciega entregó un show de casi tres horas en línea para inaugurar la serie “Invasión LGC”, donde tocaron canciones votadas por sus fans, algunos recuerdos, nuevas versiones de las favoritas de la gente y demostraron las claves de cómo hacer un concierto en la “nueva normalidad” íntimo y entrañable. El siguiente capítulo será el 18 de septiembre.

 

La Gusana Ciega fue una de las primeras bandas de su generación que entendió la importancia de estar cerca del público. Antes de sus conciertos organizaron convivencias, hicieron la Gira en Kasas.  Fueron uno de los primeros grupos en utilizar Instagram para dar cuenta de sus pasos y con toda esa experiencia acumulada confeccionaron el primero de cinco capítulos de una serie de conciertos que han denominado Invasión LGC.

Tener un proyecto en sus manos y bajo su control, se reflejó en las dos horas y 50 minutos de duración y en un recorrido por las canciones que fueron las más votadas en sus redes sociales, los caprichos de la banda y un viaje al pasado donde se mostró la evidente madure de la banda.

Más íntimo imposible: Germán (batería), contó anécdotas de las canciones, la experiencia de tocar con Oasis y Lenny Kravitz, Danuiel Gutiérrez hizo bromas, relató historias de los temas, incluso respondieron a preguntas del chat en vivo con una dinámica que mostró la familiaridad de la banda con sus seguidores.

La Gusana Ciega creó una atmósfera donde abrió las puertas a su cuarto de ensayo, con una banda juguetona pero comprometida con su música, al grado de hacer una nueva versión a 1987 donde se incorporó un arreglo de saxofón a cargo de Lu. Se permitieron recordar cosas como Risas de colores de su disco Super Bee (1997) y otras canciones de sus primeros años, donde las imágenes fueron en blanco y negro.

Mostraron fotografías de sus primeros conciertos en los años 90, recordaron canciones como Hey! del álbum Jaibol (2008), San Miguel, Pasiflorine y Tú Volverás.

El primer capítulo de Invasión LGC, mostró el oficio de los músicos, sus ganas de tocar la inteligencia de confeccionar un show memorable y único, pero íntimo y personalizado, como deben ser los conciertos de la “nueva normalidad”.

La banda se despidió con Venus en la arena, No me tientes y Asimétrica. La imagen del concierto permaneció hasta mostrar a los músicos fundidos en un abrazo tras casi tres horas de concierto que fluyeron como agua, sin aspavientos, exceso de recursos de iluminación, sino con el toque humano que no debe perderse a pesar de ser conciertos en línea.

Daniel Gutiérrez adelantó que el segundo capítulo de Invasión LGC será el 18 de septiembre, donde tocarán completo el disco Conejo en el sombrero (2011) y algunas peticiones. Lu informó que en los capítulos 4 y 5 habrá material nuevo de La Gusana Ciega, una banda de la cual hay que aprender cómo se puede vivir la etapa de conciertos sin público.

Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *