La M.O.D.A dice “no” a la autocomplacencia

En un formato acústico, integrantes de La M.O.D.A. vienen a abrirse puertas a México. En entrevista David Ruiz, vocalista de la banda, adelanta que en este formato muestran la cara íntima de sus canciones y en octubre volverán con toda su formación, además lamenta la censura en España.

La M.O.D.A dice “no” a la autocomplacencia

En la foto, David Ruiz, voz y guitarrra de La M.O.D.A.

 

Mientras en España se entregaban  los Premios a la Música Independiente (MIN), donde La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.) fue nominada al Álbum del año por su disco Salvavida (de las Balas Perdidas), dos de sus integrantes, David Ruiz (Voz y Guitarra) y Joselito Maravillas (Acordeón y Coros) se pasean por Guadalajara y ofrecen entrevistas.

“Esta visita es como la primera llamada a la puerta para que a la gente le vaya sonando el nombre de la banda y en octubre volver todos, los siete, para hacer una gira por el país”, adelanta David Ruiz.

La M.O.D.A. está integrada por siete músicos que en vivo entregan conciertos energéticos, catárticos, una fiesta, en los cuales pesa lo mismo pesa la música festiva que la palabra. El disco Salvavida (de las Balas Perdidas) ha consolidado a este grupo formado en Burgos, España en 2011.

David y Joselito iniciaron su paso por el país con una sesión en el Pata Negra de la Ciudad de México, actuaron en el Centro Cultural Bretón de Guadalajara, seguirán por Puebla y la visita termina de nuevo en la capital del país con dos conciertos en el Foro El Tejedor.

Los músicos mostrarán una de las caras que tiene La M.OD.A.

“Tocaremos sólo con guitarra y acordeón, no tiene nada qué ver con la energía que tenemos cuando tocamos como banda, esta es otra cara, más desnuda y es interesante porque permite ver a las canciones. Pretendemos que llegue a la gente, no a través de la energía, sino de la intensidad y hacerlo igual de sentimental que lo hacemos siempre. Queremos que tenga más importancia la letra y la esencia de la canción”, explica el cantante.

Charrocanrolas (CH): Pertenecen a una generación de bandas que apuesta por letras de calidad y eso ha conectado con la gente…

David Ruiz (DR): Para nosotros son muy importantes, ponemos ahí el corazón y son tan importantes como la música. Sentimos la necesidad de soltar muchas cosas y comunicarlas a la gente, con el público existe una conexión, lo que decimos les llega y es uno de los puntos importantes del grupo. Estos acústicos pueden funcionar bien porque permiten centrase en el contenido de las canciones. Las bandas de hoy aspiramos a que se nos escuche, a dar muchos conciertos y ganar seguidores uno a uno.

CH: Salvavidas (de las Balas Perdidas) llega en un momento donde muchas bandas están llamando a atención por sus letras, ¿ya hacían falta estas canciones después de muchos años de Operación Triunfo?

DR: Después de siete años y dos discos creemos que hemos logrado reflejar de manera fiel las distintas caras del grupo y hemos querido dar un paso más allá con los textos, todo lo contrario a la música de consumo que hay hoy en día. Nos han influido muchos artistas latinoamericanos porque hemos encontrado aquí más mensaje, contenido y más corazón que las letras de muchos grupos en España.

CH: Lo paradójico es que mientras hay grupos con mejores letras, el gobierno español establece una campaña de censura…

DR: Las mejores letras están en el rap. Muchos grupos hemos caído en una especie de autocomplacencia en la que actuamos como futbolistas, respondemos todos lo mismo, parece que nos han educado para no opinar de política, no tengas pensamientos propios y no te desvíes del camino marcado, no vaya a ser que te señalen. Hay gente empeñada en que seamos puro entretenimiento y la música de fondo mientras te tomas una copita.

Estamos tristes por lo que pasa en España, han condenado a dos personas por sus canciones y es demencial. La censura es un instrumento político para castigar ciertas maneras de pensar y de ver a la sociedad, pero es preocupante.

Lo peor es la autocensura, que te limites por lo que vayan a decir o te dejan fuera de los medios y los festivales, esperemos que si eso nos pasa a nosotros, será el día que llegue el momento de colgar la guitarra porque habremos traicionado todo en lo que hemos creído.

En sus conciertos acústicos, David y Joselito, interpretan temas de los discos Salvavida (de las Balas Perdidas) y ¿Quién nos va a salvar? (2013)

 

Sin votos todavía.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *