Metric: Inolvidable, sin duda

Durante casi dos horas, la banda canadiense Metric ofreció en el Teatro Diana de Guadalajara una muestra de energía, electro rock guitarrero y un recorrido ruidoso por los temas de su disco "Art of Doubt" y sus éxitos, con muchos momentos de baile. Con Emily Haines al frente, el grupo no sólo superó las expectativas, hizo un momento inolvidable.

Metric: Inolvidable, sin duda

FOTOS: Cortesía Teatro Diana/ Yorch Gómez

 

Ir de la oscuridad a la luz. Eso hizo en vivo la banda canadiense Metric en su regreso a Guadalajara. La noche de este lunes, la banda abarrotó el Teatro Diana y no sólo se enfocó en tocar uno tras otro los temas que sus fans querían escuchar, sino que planteó un viaje por una geografía emocional detonada por la música, decorada por estímulos luminosos y terminada con el baile, los saltos, la voz y el magnetismo de Emily Haines.

Metric demostró que es una banda que está por encima de los sonidos de moda, sus 21 años avalan que la experiencia provocada por su música, apela más a la generación de momentos y exploración de su cartografía sonora, que a la búsqueda simple de la complacencia.

En vivo Metric arriesgó e inició su set al fondo del precipicio. Los tres primeros temas se desarrollaron en penumbras, con iluminación a contraluz para que la música fuera la protagonista. Así sonaron Dead Disco una puesta en común de principios, Twilight Galaxy, presentada en una larga y caótica versión y Synthetica, con momentos sombríos.

El escenario comenzó a colorearse con Bretahing Underwater, único momento donde Emily Haines saludó y aseguró haber extrañado a sus fans tapatíos a cuatro años de su última visita.

La iluminación minimalista se tornó colorida desde Dressed to Suppress. Haines desplegó sus dotes de bailarina, atrajo toda la atención pero rodeada de acompañamientos sólidos, que los mismo mostraron evidencias de sonidos ochenteros que electro rock estilo años 90.

Metric subió paulatinamente el color y el ritmo. De la versión a voz y guitarra de Love is the Place, pasaron a la bailable Gimme Sympathy, sin dejar de lado una de las canciones más esperadas de la noche, Cascades junto a Underline the Black.

Metric mantuvo al público atento, de pie, con los brazos en alto para aplaudir o seguir el ritmo de los temas.

En entrevista con Charrocanrolas, el guitarrista James Shaw prometió un concierto ruidoso y la banda lo cumplió, cerraron la primera parte de su set con una versión encendida, guitarrera y energética de Gold Guns Girls y la misma energía le imprimieron Dark Saturday y Black Sheep.

Emily Haines dedicó Help, I’m Alive  a quienes pasen por malos momentos y Metric dejó al público encendido con Now or Never Now, que fue bailada, brincada y gritada por la banda y los fans, que lograron un momento de comunión para cerrar un viaje emocional que a los fans no se les va a olvidar en mucho tiempo, sin duda.

Checa en nuestras redes videos del concierto.

Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *