Monsieur Periné: La música transformadora

La banda colombiana se impuso a las adversidades en el inicio de su gira mexicana en el Teatro Diana de Guadalajara, donde demostraron su capacidad de mutar y fusionar sonidos y transformar su estilo y al público.

Monsieur Periné: La música transformadora

FOTOS: Teatro Diana/ Yorch Gómez

Previo al concierto hubo tensión. La bajista de Monsieur Periné, Adinda Meertins, llegó a Guadalajara a la hora que el show estaba programado.

Catalina García, vocalista de la banda colombiana, sufría los estragos de una intoxicación estomacal.

Contra toda adversidad, el grupo salió al escenario del Teatro Diana de Guadalajara, unos minutos después de las diez de la noche del jueves para iniciar su gira mexicana.

Monsieur Periné deja claras dos cosas en su show en vivo: que es una banda donde todos son protagonistas y su capacidad para transformarse en unos instantes.

Monsieur Periné abre su show con mucho swing, ese estilo que los caracterizó en sus inicios y no los ha abandonado y que sirvió como columna vertebral de Veneno, el primer tema de su show. El swing comienza a diluirse en Huracán y a darle paso al folclor,a una cumbia rebajada en la que se convierte La Tregua en directo, el tema que en el disco cuenta con la colaboración de Vicentico en el disco Encanto Tropical.

Swing, bolero, rock, electrónica

Lo que hacen Santiago, Nicolas, Catalina, Jairo Alfonso (Saxofon) y Abstin Caviedes (Trombón), Miguel Guerra (Percusión) y Darwin Páez (Batería) es construir un viaje que va de la esencia de la banda (el swing) que pasa por la profundidad emocional, su actitud más roquera hasta terminar con canciones bailables. Eso lo sintió el público, que en varias canciones no supo si ponerse a bailar o escuchar atento.

Santiago tomó el micrófono para empezar a sumergir a la audiencia en la parte más emotiva del show con Me vas a hacer falta, un bolero que coquetea con el danzón y el son, en el cual Monsiuer Periné cambia de piel en instantes y deja claro que lo suyo no es tocar para jugar, sino para sublimar, de ahí su encanto. Pero lo que menos se espera el público es el salto al vacío que les aguarda.

“A todas las personas que han venido a México desde muchos lugares del mundo y de América Latina, México siempre ha tenido las puertas abiertas, más que las puertas, el corazón. Del corazón parte el sentido de pertenencia que tenemos por la vida, la conexión con nuestro palpito que nos indica que estamos vivos. Así pues, en estos tiempos de gobiernos fachos, de políticos corruptos, de multinacionales depravando (sic) que extraen hasta el último milímetro de agua de nuestro planeta, nosotros no podemos reproducir las lógicas de ellos, no podemos cerrarnos a tender las manos a quien lo necesita. En Colombia hemos sido un pueblo violentado al que le han negado la visa, la primera vez que venimos necesitamos visa para entrar a México. Crecer en medio de bombas, violencia y narcotráfico, nos enseñó a usar el arte como medio de libertad, es nuestra responsabilidad construir ese mundo donde queremos vivir, un mundo donde podamos vivir sin violencia, sin xenofobia, un mundo justo, eso es lo que somos los seres humanos”, afirmó Catalina García al presentar Mi Libertad (Video AQUÍ).

Lo que inició en ese momento fue la fusión de actitud roquera, sonidos folclóricos y la profundidad del lamento que viene del dolor, que la extendieron hasta Lloré, donde el hilo conductor fue el tono sombrío de la voz de Catalina y Nicolás, la potencia percusiva y el saxofón swing con el que alcanzaron un momento climático, pero no en el la cúspide emocional, sino el fondo, en el dolor profundo que reproducen las voces que vienen del folclor.

Monsieur Periné sacó al público a flote con Bailar contigo (Video AQUÍ) y Tu M’as Promis, que finalmente hicieron que el público se pusiera de pie a bailar, ya con un motivo puesto en la mente, aliviar el dolor y hacer del suyo un lugar mejor, que es la conclusión de un show de la banda colombiana que muta con facilidad para demostrar que la pureza no existe y la música tiene una misión transformadora que debe llevarse hasta las últimas consecuencias.

 

Sin votos todavía.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *