Pan y la fortuna de no encajar en ningún lado

La banda española Pan es demasiado pop para el indie, pero demasiado agresiva para el pop. Con su disco debut “Instrucciones para el vuelo”, buscan encontrar un lugar. En entrevista, Teresa Martínez y Manu Carrasco, hablan de las ventajas de no pertenecer y detallan los vaivenes emocionales que hay en este álbum.

Pan y la fortuna de no encajar en ningún lado

FOTOS: Sergio Albert

 

En la banda madrileña Pan, no había planes ni conceptos preconcebidos, mucho menos fórmulas. El proyecto lo detonó el instinto, la energía y como cualquier proyecto, existió mucha incertidumbre. La cantante Teresa Martínez escribió las canciones de su disco debut, Instrucciones para el vuelo y al final de la grabación se encontró con una bitácora emocional contrastante.

“Muchas veces piensas que ojalá la vida tuviera un libro de instrucciones para saber qué hacer en muchas situaciones. Juego con esa reflexión”, confesó en entrevista.

Apenas en enero presentaron su disco debut y las diez canciones que la integran. La crítica española ha celebrado que Pan no se parezca a nadie de la escena indie, que todo lo acapara en España. En la banda, creada en 2014 por Teresa Martínez y Tweety Capmany, hay un alto nivel de sutileza que corre en paralelo con rock áspero, contundente y de influencia de los años 90. Su sonido no dobla las manos.

“Si el fin fuera comercial, no estaríamos haciendo esto. Para la escena indie somos demasiado cañeros (energéticos, agresivos), y para la música cañera nos quedamos en algo demasiado pop. Si la intención fuera comercial nos habríamos quedado en un estilo claro y hacerlo funcionar, pero no, lo que intentamos hacer fue algo más personal”, expresó la vocalista de la banda, quien atribuyó al productor Manuel Cabezalí, los hilos finos de su sonido.

Instrucciones para el vuelo es la base de la dirección que deseamos seguir. En cada disco habrá algunas variaciones”, adelantó Martínez, por su parte el guitarrista, Manu Carrasco, consideró que su debut es “un punto de partida”.

El sabor de Pan

Instrucciones para el vuelo comenzó a escribirse hace tres años, desde que se grabó hasta lanzarse en 2018, pasó un año más. Fue grabado con la banda aún incompleta. Carrasco se sumó y recientemente sumaron al bajista Pablo Pantera. Las canciones fueron compuestas para el álbum, ninguna de rescató de otros proyectos donde han participado.

“Cabezalí reorientó las canciones cuando iba a un lugar obvio o previsible. Me decía hay que ‘cambiar esto, que suene de esta manera’ Al final eso es jugar, salirte de lo obvio”, comentó el guitarrista.

Charrocanrolas (CH): Lo interesante de Pan es que muestra que puede ser suave o áspera, con todos los matices que hay en medio…

Manu Carrasco (MC): Es interesante, tendemos a pensar que si una banda hace rock o metal, sólo es capaz de hacer eso. Al final cualquier músico, cuando quiere expresar algo, siempre hace música distinta a lo que hizo anteriormente. Se ven distintos estados de ánimo de quien compone las canciones, en este caso Teresa, eso le da personalidad al disco.

CH: Con la crítica hubo buena respuesta, pero ¿qué tan difícil es sobresalir en una escena tan saturada como la española?

MC: Siempre son duros los inicios en cualquier grupo, pero las críticas que tenemos son buenas, estamos contentos.

Teresa Martínez (TM): Es terriblemente difícil, hay mucha saturación, muchos grupos. Ahora mismo es un handycap, porque no nos conoce nadie, somos pequeños y es el primer disco, creo que es un fortaleza no encajar en ningún estilo.

Cuando empiezas es un handycab porque no seguimos los patrones del indie, no somos tan fáciles y comerciales. Hay una capa muy gruesa que debes atravesar, si lo consigues despuntas y te haces de un público, pero está complicado.

Vamos a empezar una gira y salimos de Madrid, tocaremos en sitios para poca gente, pero vamos a defender a muerte nuestro directo para que sea de lo que se hable de la banda.

CH: Teresa, ¿las letras de Instrucciones para volar son de confrontación emocional o con la realidad?

TM: Las dos cosas. Para mí son los dos pilares, las emociones por un lado, para bien o para mal soy una persona muy sensible y luego, esa constante reflexión sobre a donde va este mundo y esta sociedad, son los ejes sobre los que giran las reflexiones que hago en las canciones.

CH: En España hay un exceso de festivales, ¿se trituran las escenas locales que impidan el crecimiento a bandas como Pan?

MC: En España siempre ha sido difícil destacar, hay muchas bandas, cada vez hay más y entre tanto ruido es difícil destacar.

Hay muchos festivales, pero echo de menos porque se apueste por las bandas pequeñas, generalmente cuando se apuesta por ellas, en las letras pequeñas hay bandas que salen de  concursos que al final no te hacen crecer, te da la experiencia de estar en un festival pero no te ayuda a crecer.

Los promotores deberían tener una mayor apuesta por grupos emergente, en Madrid hay mucha vida, los conciertos pequeños no se las cargan pero no se ayuda a la escena.

Pan tiene sus ojos puestos en Latinoamérica, sólo esperarán el momento adecuado para emprender ese vuelo.

Escucha a Pan AQUÍ

 

Sin votos todavía.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *