Planeta No: Una banda rara sin ataduras

Después de varios años turbulentos y polémicos, la banda chilena Planeta No regresa con su EP “Raro”, donde experimentan la libertad, la independencia y no niegan lo que son, pop bailable raro. En entrevista, su vocalista, Gonzalo García habla de esta nueva etapa del grupo, que dejó la androginia para enfocarse en las canciones.

 

La banda chilena Planeta No irrumpió en la escena de la música chilena con un pop electrónico bailable que era todo, menos ingenuo. Su puesta en escena era explosiva, crítica, incómoda: su vocalista Gonzalo García salía al escenario con arracadas en las orejas, maquillado de forma exagerada, con flores prendidas al cabello. No buscaron representar a la comunidad LGTB, que los arropó de forma natural, sólo quisieron tentar los límites, los prejuicios y enfrentar la doble moral. Pero esos tiempos se han ido.

Gonzalo García está en su casa, tranquilo. Asegura que vive casi como ermitaño, se aleja del mundo y vivió un aislamiento voluntario mientras salía Raro. Su imagen andrógina fue un gusto personal, pero la ha dejado

“Hace un par de años dejamos de hacerlo en vivo porque es una tendencia global y hay un movimiento político que tiene vida propia y no nos necesita”, aseguró con firmeza.

Planeta No está integrado por Gonzalo García (Voz y teclados), Camilo Molina (Bajo), quien fue parte de Dënver y Juan Pablo Garín (Batería), ex Ases Falsos, una combinación que no sólo le da argumentos a la banda, sino la consistencia que los llevó a tocar en Lollapalooza Chile y en el Primavera Sound de España.

Raritos

Además de dejar la androginia, Planeta No, hizo por primera vez algo que no habían experimentado: trabajar sin ataduras. En su primer disco, Odio (2015), buscaron equilibrar las canciones folk, con un poco de rock y pop bailable. Pero ahora con Raro, se dejaron llevar y ya no niegan la cruz de su parroquia.

“Las canciones tristes son más tristes y las más bailables más bailables. No percibimos el pop como un disfraz, a nosotros nos gusta mucho la música mainstream y acusada de vacía, porque somos descreídos de la superioridad intelectual de ese tipo de reflexiones, vivimos el pop y aceptamos música que suena chicle y plástica, que nosotros le pongamos letras raras es porque somos raritos también”, explicó el vocalista.

Aceptó además que la banda se dio cuenta, hace más de un año, que la gente bailaba en sus shows y potenciaron ese poder que tienen sobre su público.

“No todo lo que se baila es soso. En Raro diría que la nostalgia es lo primero y el baile es un barniz de ello”, destacó.

Nada de corrientes

En Raro hay folk, una balada, un corte para el dancefloor y mucha influencia ochentera. La banda se dio la oportunidad de experimentar varias facetas, grabaron en su propio estudio, montaron su sello discográfico, cuidaron su esencia y evitaron los lugares comunes.

“No tengo conciencia de las corrientes musicales, para mí es como cuando elijes ropa, unos siguen las tendencias pero sin darse cuenta, elegimos cómo vernos como una extensión de nuestro cuerpo. Nos pone contentos la recepción internacional porque no viajamos todo el tiempo, no vivimos en aviones. Tuvimos una situación extraña porque nuestra carrera se desarrolló a la par en varios países como Perú y México, hemos podido viajar mucho más de lo que nuestros ingresos lo permiten”, concluyó Gonzalo García.

Planeta No lanzará su segundo disco antes de que termine el año y después, su objetivo es venir a México.

Rating: 5.0. From 2 votes.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *