Por la esquina del viejo barrio la vida le dio sorpresas

Rubén Blades es panameño, un histórico representante de la salsa, ex candidato a la presidencia de su país, cronista de las calles latinoamericanas, cantante e influencia de músicos en el mundo de todos los géneros. De todo eso y sus inicios en la música habla el documental Yo no me llamo Rubén Blades, que se estrena este 31 de agosto solamente en Cinépolis a través de +Que Cine Del 31 y permanecerá en cartelera en 46 complejos de 23 ciudades del país, hasta el 6 de septiembre.

El documental explora su carrera, el legado y las complejidades que implica mantener la  fama del músico panameño.

Dirigida por Abner Benaim, la cinta muestra las dos vidas del artista, la que vive en la intimidad de su casa y la que transforma un escenario frente a miles de personas.

El documental, que pertenece también a la gira de documentales Ambulante,  cuenta con la participación de músicos como Paul Simon, Sting, Residente y Gilberto Santa Rosa.

El documental expresa la importancia de Rubén Blades como icono de la música latinoamericana desde la revolución de la Salsa de los años 70, se detiene en sus letras sociales y la banda sonora estalla con el ritmo explosivo llevaron la Salsa a una audiencia internacional. Blades abre las puertas de su casa al cineasta Abner Benaim, también ofrece un acceso privilegiado a su gira de conciertos y sintetiza el resultado de los 50 años de carrera de Rubén Blades, quien no vive del recuerdo y revela sus ambiciones musicales y políticas. Yo no me llamo Rubén es una película sobre una leyenda viva y su lucha para enfrentarse a su propio legado.

Sin votos todavía.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *