Rey Pila: “No hay nada más traicionero que la moda”

Rey Pila será parte del festival Coordenada donde podrían estrenar nuevos temas del disco que preparan. En entrevista, Diego Solórzano, advierte el peligro de seguir modas y las ventajas que ofrecen los festivales al público.

En su participación en el festival Coordenada, la banda Rey Pila podría estrenar algún adelanto de su nuevo disco. El proyecto que Diego Solórzano inició en 2010, será parte del cartel en la segunda jornada, el 20 de octubre, el mismo día que The Offspring, Cypress Hill, Bunbury y Cuca.

“Es interesante tocar en festivales así, sobre todo para la gente que no puede ir a todos los shows, ahí matan dos, tres o cuatro pájaros de un tiro. Esperemos que tengamos algo nuevo para ese día. Estamos grabando música”, explicó en entrevista telefónica con Charrocanrolas, Diego Solórzano, quien confesó que como público, iría al Coordenada por ver a Cypress Hill.

El vocalista y líder de Rey Pila, descartó que el aumento de los festivales sea el factor para la pulverización de las escenas locales.

“Los festivales se han convertido en la solución a un problema que no tiene que ver con la música, sino con la falta de dinero en este país, los promotores deben lidiar con muchas cosas, primero reunir el dinero para pagarle a una banda, que no le lleguen narcos a decirle que debe pagarles algo a ellos, es difícil. Es más complicado para todos, se puso complicado el sistema de la música desde hace algunos años, por el mal manejo de muchas cosas sumado con el apabullante Internet, es difícil para todos”, afirmó.

Por méritos

Rey Pila vive su año ocho. Dos discos después y en la antesala del tercero, Diego Solórzano acepta que el camino ha sido largo y cansado, pero ahora está armado con esa capacidad de paciencia que da la edad.

Por méritos, Rey Pila llegó a Cult Records, el sello discográfico de Julián Casablancas (The Strokes), por su música ha conseguido abrir las giras en Estados Unidos de Interpol, Brandon Flowers (The Killers), Albert Hammond Jr. y Maroon 5, también por méritos fueron invitados por Depeche Mode para abrir sus conciertos en México en marzo pasado.

“Ha sido muy cansado, no me quejo, pero es como un programa de computadora que se tarda en cargar, pero está cargándose poco a poco, pero en el inter la pasamos bien, quizá porque somos más grandes somos más pacientes”, confesó Solórzano.

 

Charrocanrolas (CH): ¿El crecimiento de Rey Pila ha sido a un buen paso, crees que han estado en los momentos y lugares correctos, pero están lejos de encabezar shows?

Diego Solórzano (DS): Me encantaría que fuera así, pero es el precio que se paga por ser necio y hacer las cosas como tú quieres, así es la vida. Creo que ha sido a buen paso el crecimiento, llegamos a lugares a los que nunca pensamos estar y eso a nivel personal es gratificante.

CH: ¿Con el disco nuevo qué tanto romperán sus propios esquemas?

DS: Creo que es muy diferente, pero la gente dirá si es cierto. Tratamos de estirar la liga y hacer algo distinto. Cada disco es un capítulo nuevo y una nueva oportunidad de rebasarte.

CH: Hay una corriente de público y medios que hablan de un exceso en el uso de teclados, pero ¿es una estética generacional?

DS: No hay nada más traicionero que la moda, si es moda, bye se acabó. Si lo tuyo es tocar sintetizadores, cásate con eso, igual si tocas con guitarras, haz lo tuyo, no por moda. Cuando lo haces por moda, esas cosas se disparan en tu contra, eventualmente.

CH: La clave es hacer buenas canciones y respetar tu esencia…

DS: Lo importante es entregar el material lo más honesto posible. No nos interesa en lo más mínimo preocuparnos por lo que digan, si les gusta está bien, si no, también, lo vamos a seguir haciendo como queremos. No sé si nos vaya a ser justicia la Revolución, igual y sí, igual y no, duermo más tranquilo sin preocuparme por eso.

Sin votos todavía.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *