Un tributo de corazón a Pink Floyd

The Lunatic GDL no hará simples covers de la banda británica, sino reproducirá su sonido fielmente con un espectáculo visual para generar una experiencia especial, prometen.

Un tributo de corazón a Pink Floyd

Foto: The Lunatic GDL

Que la palabra tributo aparezca en el cartel del concierto que ofrecerá The Lunatic GDL el 1 de marzo en el Unplugged Bar, se debe al trabajo que hay detrás para tocar las canciones de Pink Floyd.

“Somos músicos, es un trabajo profesional. David Gilmour pagaba miles de dólares para armar su set de guitarra, acercarte a su sonido está cañón y me puse investigar que podía hacer con lo que tengo. En tres años compré la pastilla que usa, el modelo de guitarra, aparatos icónicos de su sonido. Después de mucho tiempo creo que ya no es un intento, ya suena bonito. Somos una banda que se quiere especializar en esto, por eso es un homenaje, un tributo”, explicó Paul Garbo (Guitarra y coros).

Además de explorar el sonido de David Gilmour, adquirió imágenes de video originales para sincronizarlas con la música y reclutó Kako Torreblanca (Voz y Guitarra), Bolgui Tomboi (Teclados y Coros), Reimon Beltran (Bajo), Lizeth y Mireya Ruvalcaba (Coros), Paul Garbo (Guitarra y coros), Alberto Rueda (Teclados) e Ivan Villalvazo (Batería) para armar una banda que interpretará temas de los discos The Dark Side of the Moon, Wish You Were Here, The Wall, A Momentary Lapse of Reason y The Division Bell.

Lo que tocará The Lunatic GDL será una experiencia más emocional que cronológica sobre el trabajo de David Gilmour, Roger Waters, Richard Wright y Nick Mason.

“La idea era primero tocar todo el disco Pulse, pero pensamos que sería muy aburrido. Hace unos años nos pidieron tocar completo The Dark Side of the Moon y hace tiempo no tocábamos, decidí hacer el proyecto y enfocarnos en las canciones que le gustan mucho a los papás, a quienes crecieron con Pink Floyd”, señaló el guitarrista.

Al ser cuestionado sobre el costo de la entrada, que en preventa es de 170 pesos y el día del evento 200, debido a que puede ser el costo de un boleto de una banda de música original, Paul Garbo fue tajante en su respuesta:

“Es música y somos músicos trabajando. Todos hacemos música original por nuestro lado. ¿Por qué pagar? Porque somos músicos haciendo su chamba con el corazón y esperemos que les guste. Además pagarán 200 pesos si compran el boleto el día del evento con dos cervezas incluidas”, especificó.

Debido a la calidad del proyecto, existen pláticas y acercamientos para llevarlo a la Riviera Maya, Cabo San Lucas y Puerto Vallarta.

“Queremos tocar para gente que sea roquera, que lo disfruten. Esto puede servir también para calentar motores para cuando venga Roger Waters en diciembre. Hemos preparado tres años este sonido, suena bien y no se van a arrepentir”, concluyó Paul Garbo.

 

Tributo a Pink Floyd

Unplugged Bar (López Cotilla 2233, Colonia Arcos Vallarta)

1 de marzo.

21hrs.

Preventa 170, Día del evento 200 (incluye dos cervezas).

Sin votos todavía.
Please wait...

Escribe un comentario

ver todos los comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas. Campos obligatorios marcados como *